Para crecer a partir de una mala experiencia, tienes que desconectarte de lo que sientes y aprovechar lo que has aprendido.

El proceso fue duro. Fue miserable, desordenado y doloroso. Pero durante esos momentos de llanto y momentos de me senti que “no tengo lágrimas que llorar”, lo que lo hace inolvidable es el alivio después de liberar un profundo suspiro. Libera una calmante sensación de libertad que no puedo explicar.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s